"Los católicos en internet debemos construir caminos de evangelización, no de odio e intolerancia".

Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico -CANTILLANA-

martes, 15 de octubre de 2013

Certificado de alianza de Catholic.net con Cantillana y su Pastora


Recientemente el blog de nuestra Hermandad y, por tanto, de todos los pastoreños, ha recibido el certificado de alianza con Catholic.net, el mayor portal católico de internet a nivel mundial, donde se ha incluido un enlace al mismo, para dar así mayor difusión a la devoción que Cantillana profesa a su Divina Pastora.

Catholic.net fue fundado en 1995 por James Mullholland como el acceso directo a las realidades eclesiales que fueron surgiendo en internet, convirtiéndose en el primer portal católico de la red.

En el año 2000, en unión con la Agencia de Noticias Zenit y varios organismos de la Iglesia, surge la versión en español de Catholic.net como miembro de la RIIAL (Red Informática de la Iglesia en América Latina), con el objetivo de llevar a todos los rincones de la tierra el mensaje de Jesucristo, la respuesta a los interrogantes del hombre y la solución a los problemas del mundo, brindando a los visitantes información veraz y completa, una formación profunda y orientación personalizada en cualquier tema relacionado con la Religión Católica y la vida diaria.

Actualmente Catholic.net cuenta con una base documental de más de 50,000 artículos distribuidos en 13 Secciones, 18 Comunidades y numerosas Alianzas con otros sitios católicos. Sus visitas ascienden a más de tres millones cada mes y sus listas de correos llegan a más de un millón de direcciones de usuarios suscritos.

Es así como Catholic.net ha logrado unir los esfuerzos evangelizadores de todos los carismas de la Iglesia, convirtiéndose en punto de referencia doctrinal y moral por su fidelidad al Magisterio y en un lugar de encuentro, en el cual los católicos pueden compartir conocimientos, dudas y experiencias, desarrollar sus capacidades y potenciar sus inquietudes apostólicas.