"Los católicos en internet debemos construir caminos de evangelización, no de odio e intolerancia".

Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico -CANTILLANA-

martes, 12 de noviembre de 2013

Peregrinación a la Basílica de la Esperanza Macarena en su Año Jubilar


El próximo sábado 23 de noviembre la Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana peregrinará, con motivo del Año Jubilar Macareno, a la Basílica de la Esperanza Macarena, donde se celebrará la Santa Misa a las 8 de la tarde. Para ello, la hermandad pone a disposición de los hermanos y devotos, plazas de autobús para asistir a este acto. La reserva de asientos se podrá hacer en la Casa Hermandad, de lunes a viernes de 8 a 10 de la noche, al precio de 12 euros, incluyéndose en el mismo la visita al Tesoro de la Macarena.

 La salida en autobús se tiene prevista para las 5 y media de la tarde desde la Puerta de Malara.



Qué es el Año Jubilar Macareno
Se conoce como Año Jubilar o Año Santo, al espacio de tiempo con el que la Santa Sede recompensa con singularísimas gracias a los fieles que acudan al templo al que se le concede dicho privilegio. Se trata de un gran acontecimiento religioso y se convierte en un año de remisión de los pecados y de sus penas; se convierte en el año de la reconciliación, de la conversión y de la justicia, además de propiciar una renovación de los deseos por servir a Dios en el gozo y la paz con el resto de los hermanos.

El 27 de noviembre de 2012, el Cardenal Monteiro de Castro, Penitenciario Mayor del Vaticano, concedió por mandato de S.S. Benedicto XVI a la Hermandad de la Macarena un Jubileo con motivo de la celebración del 50 Aniversario de la Coronación Canónica de María Santísima de la Esperanza Macarena.
El Año Jubilar Macareno comprende del 1 de junio de 2013 al 31 de mayo de 2014, pudiendo conseguir Indulgencia Plenaria en las condiciones habituales todos los fieles que visiten en peregrinación durante este periodo de tiempo la Basílica de la Macarena.

Con la celebración del Año Jubilar, la Basílica de la Macarena ahonda en su vocación de escuela donde se profundice en el más importante de los mandamientos del Señor, el del amor fraterno, convirtiéndose en tierra prometida para todos cuantos a ella acudan para encontrarse con Dios, consolidándose aún más como centro de peregrinación para que quienes lo visiten hagan de su encuentro con la Santísima Virgen un verdadero testimonio de fe cristiana y que al peregrinar en compañía de nuestros hermanos podamos vivir la gracia de la reconciliación y sintamos la alegría de la gratitud a Jesús y a quien lo acogió en sus entrañas, la Santísima Virgen María.

Este Jubileo permitirá que la luz que se irradia desde la Basílica de la Macarena llegue aun más lejos y se afiance como faro de fe verdadera, que proteja a aquellos que quieren navegar bajo su protección y puedan llegar a buen puerto aferrándose al ancla de su esperanza para que fortalezca sus testimonios como buenos cristianos.

Cómo conseguir la Indulgencia
La Penitenciaría Apostólica, por mandato del Sumo Pontífice, concede la Indulgencia Plenaria durante el Año Jubilar Macareno a los fieles cristianos que, estando en las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por la intención del Santo Padre), visiten en peregrinación la Imagen de María Santísima de la Esperanza Macarena y participen devotamente en las funciones sagradas o en los ejercicios de piedad, o al menos durante un tiempo adecuado meditaran piadosas consideraciones, concluyendo con la Oración del Señor, el Símbolo de la Fe e invocaciones a la Bienaventurada Virgen María.

El Tesoro de la Macarena
El Tesoro de la Macarena es un espacio museístico singular, que ofrece un amplio patrimonio en concordancia con las necesidades de uso de las actividades corporativas. En edificio anexo a la Basílica a lo largo de cinco amplias salas, repartidas en tres plantas, se ofrece un recorrido sentimental por la Historia de la Hermandad, e incluso de la propia Semana Santa de Sevilla; su conexión con el barrio, la ciudad y todos los lugares hasta donde ha llegado la devoción a la Macarena; la actividad que desarrolla la corporación en la actualidad; o el arraigo popular de la devoción a las Imágenes Titulares. Finaliza la visita con la contemplación de los pasos, mantos, túnicas, sayas, coronas, ajuares litúrgicos y todos los elementos que conforman la conocida procesión en la Madrugada del Viernes Santo.

Este Tesoro es un centro dinámico, que contiene importantes testigos históricos, manteniendo en vanguardista y original exposición todo el año los elementos propios de la liturgia, los cultos internos y, cómo no, de la única y excepcional cofradía que centra la atención de los sevillanos en la Madrugada del Viernes Santo.