"Los católicos en internet debemos construir caminos de evangelización, no de odio e intolerancia".

Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico -CANTILLANA-

viernes, 21 de abril de 2017

El Papa Francisco canonizará al Padre Míguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora






















S.S. el Papa Francisco canonizará el 15 de octubre en Roma al beato Faustino Míguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, que cuenta con colegios y casas de religiosas en América, Asia, África y Europa.

El Padre Míguez nació el 24 de marzo de 1831en Xamirás (Orense), y falleció en Getafe el 8 de marzo de 1925. En el seno de su familia, de origen humilde y dedicada a las labores del campo, fue donde forjó los elementos fundamentales de su personalidad: la fe en Dios, la oración, la devoción a María, la solidaridad con los más necesitados y el trabajo. Durante su estancia en el colegio de los Escolapios en Guanabacoa (Cuba) investigó sobre los efectos terapéuticos de algunas plantas. Sus éxitos en el campo de la botánica le llevó, años más tarde, a crear el laboratorio Míguez de Getafe (Madrid).

En 1860 fue trasladado de nuevo a la Península y destinado sucesivamente a San Fernando, Getafe, Celanova y Sanlúcar de Barrameda. En 1873 fue enviado como bibliotecario al Real Monasterio de El Escorial, donde aprovechó para seguir investigando las propiedades curativas de las plantas.
En Sanlúcar de Barrameda descubrió la necesidad de escolarizar a las niñas sanluqueñas y pidió permiso a sus superiores para crear el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, el 2 de enero de 1855, dedicado a la educación integral de la infancia y juventud y a la promoción de la mujer.

Fue beatificado en octubre de 1998 por Juan Pablo II en el Vaticano. El milagro, un hecho extraordinario para la medicina, ocurrió en favor de Verónica Stobert, una madre chilena, apoderada y catequista del Colegio Divina Pastora, con un cuadro de preclampsia y hemorragia en su cuarto embarazo. Su esposo e hijas atribuyen el milagro a Faustino Míguez, según la conferencia episcopal de Chile.