"Los católicos en internet debemos construir caminos de evangelización, no de odio e intolerancia".

Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico -CANTILLANA-

martes, 14 de noviembre de 2017

Solemne Novena de Ánimas



La Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico, celebrará SOLEMNE NOVENA DE ÁNIMAS en sufragio por sus hermanos difuntos. Dará comienzo el día 17 de noviembre a las 19,45 horas con la celebración del Solemne Funeral dedicado a los hermanos fallecidos durante el último año, siendo oficiado por el Rvdo. P. D. Antonio Guerra Milla (Párroco de Cantillana y Director Espiritual de la Hermandad).

La Novena continuará del 20 al 24 y del 27 al 29 de noviembre.

El orden de estos cultos que, tendrán lugar en la parroquia, ante la imagen de la Divina Pastora, será el siguiente: rezo del Santo Rosario, letanías a la Divina Pastora, ejercicio de la Novena de Ánimas, Santa Misa y Salve.

"Dales Señor el descanso eterno, y brille para ellos la luz perpetua"

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Festividad de Todos los Santos y Conmemoración de los Fieles Difuntos

En estos días, los cristianos celebramos dos fechas muy señaladas en nuestro calendario. Cada año, el 1 y el 2 de noviembre, miles de personas celebran la festividad de Todos los Santos junto con la conmemoración de los Fieles Difuntos; una ocasión que nos ha de llenar el corazón de inmensa esperanza, aunque la realidad actual muchas veces se nos imponga, trayéndonos un sentido muy distinto a aquel con el que nuestros mayores celebraban estas fiestas religiosas.

La Comunión de los Santos 
(Catequesis de S.S el Papa Francisco)

Hoy me gustaría hablar de una realidad muy bella de nuestra fe, es decir, la comunión de los santos. El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que este término hace referencia a dos realidades: la comunión en las cosas santas, y la comunión entre las personas santas (núm. 948). Me centro en el segundo significado: es una verdad entre las más reconfortantes de nuestra fe, porque nos recuerda que no estamos solos sino que hay una comunión de vida entre todos los que pertenecen a Cristo. Una comunión que nace de la fe; de hecho el término "santos" se refiere a aquellos que creen en el Señor Jesús, y se incorporan a Él en la Iglesia a través del bautismo. Por eso, los primeros cristianos fueron llamados también "los santos" (cf. Hch. 9,13.32.41; Rm. 8,27; 1 Cor. 6,1).

1 . El Evangelio de Juan dice que, antes de su pasión, Jesús oró al Padre por la comunión entre los discípulos con estas palabras: "Para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado" (17,21). La Iglesia, en su verdad más profunda, es comunión con Dios, familiaridad con Dios, una comunión de amor con Cristo y con el Padre en el Espíritu Santo, que se prolonga en una comunión fraterna. Esta relación entre Jesús y el Padre es la "matriz" de la unión entre nosotros los cristianos: si estamos íntimamente inseridos en esta "matriz", en este horno ardiente de amor, entonces podemos llegar a ser realmente un solo corazón y una sola alma entre nosotros, porque el amor de Dios incinera nuestro egoísmo, nuestros prejuicios, nuestras divisiones internas y externas. El amor de Dios también incinera nuestros pecados.

2. Si esto tiene su origen en la fuente del amor, que es Dios, entonces también se da el movimiento recíproco: de los hermanos a Dios; la experiencia de la comunión fraterna con Dios me lleva a la comunión con Dios. Estar unidos entre nosotros nos lleva a estar unidos a Dios, nos lleva a esta relación con Dios que es nuestro Padre. Este es el segundo aspecto de la comunión de los santos que me gustaría subrayar: nuestra fe necesita del apoyo de los demás, especialmente en tiempos difíciles. Si estamos unidos la fe se vuelve más fuerte. ¡Qué hermoso es apoyarse mutuamente en la aventura maravillosa de la fe! Digo esto porque la tendencia a refugiarse en lo privado también ha influido en la esfera religiosa, por lo que muchas veces es difícil buscar la ayuda espiritual de aquellos que comparten nuestra experiencia cristiana.

 Todos las hemos experimentado; yo también, forma parte del camino de la fe, del camino de nuestra vida. ¿Quién de nosotros no ha experimentado inseguridad, desconcierto e incluso dudas en el camino de la fe? Todos hemos experimentado esto, también yo: es parte del camino de la fe, es parte de nuestra vida. Todo esto no debe sorprendernos, porque somos seres humanos, marcados por la fragilidad y las limitaciones; todos somos frágiles, todos tenemos límites. Sin embargo, en estos tiempos difíciles hay que confiar en la ayuda de Dios, a través de la oración filial, y al mismo tiempo, es importante encontrar el coraje y la humildad para estar abierto a los demás, para pedir ayuda, para pedir que nos den una mano. ¡Cuántas veces hemos hecho esto, y después hemos sido capaces de salir del problema y encontrar a Dios otra vez! En esta comunión --comunión quiere decir común-unión--, somos una gran familia, donde todos los componentes se ayudan y se apoyan mutuamente.

3. Y ahora llegamos a otro aspecto: la comunión de los santos va más allá de la vida terrena, va más allá de la muerte y dura para siempre. Esta unión entre nosotros, va más allá y continúa en la otra vida; es una unión espiritual que nace del bautismo y no se rompe con la muerte, sino que, gracias a Cristo resucitado, está destinado a encontrar su plenitud en la vida eterna. Hay un vínculo profundo e indisoluble entre los que son todavía peregrinos en este mundo -- incluidos nosotros-- y los que han cruzado el umbral de la muerte para entrar a la eternidad. Todos los bautizados aquí en la tierra, las almas del Purgatorio, y todos los santos que ya están en el Paraíso forman una sola gran familia. Esta comunión entre el cielo y la tierra se realiza sobre todo en la oración de intercesión.

Queridos amigos, ¡tenemos esta belleza! Es nuestra realidad, la de todos, lo que nos hace hermanos, que nos acompaña en el camino de la vida y hace que nos encontremos de nuevo allá en el cielo. Vayamos por este camino con confianza, con alegría. Un cristiano debe ser alegre, con la alegría de tener a tantos hermanos y hermanas bautizados que caminan con él; sostenido por la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que transitan este mismo camino para ir al cielo. Y también con la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que están en el cielo y oran a Jesús por nosotros. ¡Adelante por este camino de felicidad!

     
Conmemoración de los Fieles Difuntos
La tradición de rezar por los difuntos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones y sacrificios por ellos.

Cuando una persona muere ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación.

Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios. A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos.

Debido a las numerosas actividades de la vida diaria, las personas muchas veces no tienen tiempo ni de atender a los que viven con ellos, y es muy fácil que se olviden de lo provechoso que puede ser la oración por los fieles difuntos. Debido a esto, la Iglesia ha querido instituir un día, el 2 de noviembre, que se dedique especialmente a la oración por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo.

La Iglesia recomienda la oración en favor de los difuntos y también las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia para ayudarlos a hacer más corto el periodo de purificación y puedan llegar a ver a Dios. "No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos".

Nuestra oración por los muertos puede no solamente ayudarles, sino también hacer eficaz su intercesión a nuestro favor. Los que ya están en el cielo interceden por los que están en la tierra para que tengan la gracia de ser fieles a Dios y alcanzar la vida eterna.

Para aumentar las ventajas de esta fiesta litúrgica, la Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo por las intenciones del Papa entre el 1 y el 8 de noviembre, “podemos ayudarles obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas temporales debidas por sus pecados”. (CEC 1479)

viernes, 20 de octubre de 2017

Damas de la Romería 2018

En la noche del 18 de octubre fueron elegidas las damas pastoreñas de la Romería del próximo año 2018, quienes aceptaron con gran alegría la propuesta de los miembros de la Junta de Gobierno cuando se les fue comunicada. De entre ellas, saldrán las Romeras Mayor e Infantil en sorteo que se celebrará en fechas próximas que ya comunicaremos en su momento.


DAMAS MAYORES: 
Noelia Salas Coronado
Mª Remedios Olivera García
Mª Soledad Rivero Fajardo
Pastora del Rocío Villalba Bernal
Mª del Carmen Martínez Moreno


DAMAS INFANTILES: 
Carmen García Loma
Alba Huertas Fernández
Mª Teresa López López
Pastora Mª Aparicio Hernández
Paola Díaz Pozo



Felicidades a todas ellas y a sus familias

¡Viva la Pastora Divina!
¡Viva la Romería Pastoreña !

lunes, 2 de octubre de 2017

Triduo a San Francisco de Asís


El martes 3 de octubre, dará comienzo en la iglesia parroquial el Triduo en honor a San Francisco de Asís, que se prolongará hasta el jueves día 5. 

Estos cultos se celebrarán, según se establece en nuestras Reglas, en la Iglesia Parroquial delante del Camarín de la Divina Pastora de las Almas, en cuyo retablo también se venera la imagen del Seráfico Padre. Dará comienzo a las 8 de la tarde con el siguiente orden: Rezo del Santo Rosario, Letanías a la Divina Pastora, Ejercicio del Triduo, Santa Misa y Salve a la Divina Pastora.


San Francisco de Asís
(1182 - 1226)

Nació el 5 de julio de 1182 en Asís, en el seno de una acaudalada familia.

Hijo de Monna Pica y de Pedro de Bernardone.

Durante su juventud llevó una vida mundana. Tras una batalla entre Asís y Perugia estuvo encarcelado un año en esta ciudad. Siendo prisionero padeció una grave enfermedad durante la cual decidió cambiar su forma de vida.

En 1205 ejerció la caridad entre los leprosos y comenzó a trabajar en la restauración de ruinas de iglesias debido a una visión en la que el crucifijo de la iglesia en ruinas de San Damián en Asís le ordenó que reparara su casa. Los gastos en obras de caridad enfurecieron a su padre, que llegó a desheredarlo.

Renunció a su lujosa ropa por una capa y dedicó los tres años siguientes al cuidado de los leprosos y los proscritos en los bosques del monte Subastio. Restauró la ruinosa capilla de Santa María de los Ángeles.

En 1208, durante una misa, escuchó una llamada diciéndole que saliera al mundo y, siguiendo el texto de Mateo 10, 5-14, "no poseyera nada pero hiciera el bien en todas partes". Cuando regresó a Asís ese mismo año, empezó a predicar, provocando la renovación de la espiritualidad cristiana del siglo XIII.

Reunió a los 12 discípulos que se convertirían en los hermanos originales de su orden, más tarde llamada la Primera Orden y lo eligieron superior. En 1212 recibió a una monja de Asís llamada Clara, en la comunidad franciscana; a través de ella se estableció la orden de las damas pobres (las clarisas, más tarde Segunda Orden franciscana).

En 1212 emprende camino a Tierra Santa, pero una tempestad le obligó a regresar. Otras dificultades le impidieron cumplir gran parte de la labor misionera cuando llegó a España a evangelizar a los musulmanes. En 1219 se encontraba en Egipto, donde pudo predicar aunque no consiguió convertir al sultán. Viajó después a Tierra Santa permaneciendo allí hasta el año 1220. Quería ser martirizado y se alegró al saber que cinco monjes franciscanos habían muerto en Marruecos mientras cumplían sus obligaciones. A su regreso encontró oposición entre los frailes y renunció como superior, dedicando los años siguientes a planear lo que sería la Tercera Orden franciscana, los terciarios.

La tradición de poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana deGrecio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; desde entonces la fama de los "Nacimientos" y su costumbre se extendió por todo el mundo.

En septiembre de 1224, tras cuarenta días de ayuno, rezando en el monte Alverno sintió un dolor mezclado con placer, y las marcas de la crucifixión de Cristo, los estigmas, aparecieron en su cuerpo. Fue llevado a Asís, donde pasó los años que le quedaban marcado por el dolor físico y por una ceguera casi total.

Su obra más celebre es el "Cántico de las criaturas", que se cree que lo escribió en Asís en 1225.

Francisco de Asís falleció el 3 de octubre de1226 cerca de la capilla de la Porciúncula y fue sepultado en San Giorgio. Fue canonizado el 16 de julio de 1228 por el papa Gregorio IX. Sus restos se encuentran en la Basílica de San Francisco en Asís.

En 1980 el papa Juan Pablo II, le proclamó patrón de los ecologistas. Sus emblemas son el lobo, el cordero, los peces, los pájaros y los estigmas. Su festividad se celebra el 4 de octubre.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Gracias ...




Desde aquí queremos dar las gracias a todas aquellas personas que han colaborado, de una u otra forma, para que todos los pastoreños disfrutáramos de esta espléndida y única romería que un año más nos ha regalado la Divina Pastora.

Nuestro agradecimiento a los alcaldes de carretas, a las fuerzas del orden, seguridad y protección civil, a la Cruz Roja, a los bomberos y a los servicios del ayuntamiento, a los boyeros, a la Escuela de Tamborileros, al Coro de nuestra hermandad, al Grupo Joven, al equipo de priostía, a los colaboradores en la venta de recuerdos, a todo el pueblo pastoreño que acompañó masivamente a la carreta del simpecado con el mayor de los respetos y devoción cantándole siempre a la Virgen, a los caballistas y a todo el cortejo de coches de caballos y carriolas por el buen comportamiento y colaboración, y a todas las personas que siguen aportando y sumando esfuerzos para que todos sigamos estando orgullosos de nuestras fiestas y de nuestra hermandad. 

Y sobre todo, gracias a Ti, Pastora Divina, por haber elegido este pueblo para poner tu Trono en él y, así, darnos el privilegio de poder mirar directamente a los ojos de la que es Madre de Dios y Reina de nuestros corazones.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Retransmisiones en directo desde nuestro canal de youtube


Esta romería desde el canal de youtube de nuestra Hermandad, retransmitiremos en directo el sábado 23, la salida de la carreta con el simpecado pastoreño desde la parroquia, el paso por la calle Martín Rey, la llegada al santuario y el Santo Rosario con las hermandades pastoreñas; y el domingo 24, la Santa Misa de Romeros, la salida del camino de vuelta, la ofrenda de flores en la plaza del Llano y la entrada en la parroquia del simpecado de la Divina Pastora.
¡VIVA LA ROMERÍA PASTOREÑA!

martes, 19 de septiembre de 2017

Toros de fuego 2017


Compartimos con nuestros lectores, los horarios y lugares donde tendrán lugar la quema de toros de fuego, con motivo de la celebración de la Romería de la Divina Pastora:

Martes, 19 de Septiembre:
C/ Victoria Kent - 22,00 horas (Toro infantil)
Bda. Fuentezuela - 22,30 horas
Plaza del Llano - 23 horas
Avda. Nuestra Señora de la Soledad - 24,00 horas
A continuación, actuación del grupo Revuelo y DJ.

Miércoles, 20 de Septiembre:
Bda. La Esperanza - 22,30 horas
Carretera de Lora - 23,00 horas
Puerta de Malara - 23,30 horas
C/ Real - 24 horas
A continuación, en la Plaza del Llano, actuación de los grupos Carbonería y Aires Pastoreños.