"Los católicos en internet debemos construir caminos de evangelización, no de odio e intolerancia".

Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre, Franciscana y Muy Antigua Hermandad del Santo Rosario de la Divina Pastora de las Almas y Redil Eucarístico -CANTILLANA-

domingo, 13 de enero de 2013

Procesión de la Divina Pastora de Barquisimeto (Venezuela)



Este lunes 14 de enero, como cada año, se celebra en el estado de Lara, en Venezuela,  la tradicional procesión en honor a la Divina Pastora, en la que sus devotos trasladan a hombros la imagen desde su iglesia en el pueblo de Santa Rosa hasta la Catedral Metropolitana de Barquisimeto. El trayecto tiene alrededor de 7.5 km. dando inicio con la ultima misa realizada en las afueras del templo de Santa Rosa, tras la cual comienza la procesión, con una duración de casi siete horas. La peregrinación es acompañada por cantos, alabanzas y plegarias de sus feligreses, muchos de los cuales cumplen promesas vestidos de pastores, pastoras y de penitentes descalzos o de rodillas. Al llegar la Virgen tiene lugar la Santa Misa celebrada a lo largo y ancho de la Avenida Venezuela, tras la cual, la Divina Pastora visita las 52 parroquias de la ciudad, 3 Vicarías y 2 iglesias filiales; para luego emprender el regreso a su santuario, donde permanecerá hasta el próximo año, finalizando así una jornada llena de fervor y fe mariana.

Hoy en día se estima en más de 2 millones y medio, la cantidad de devotos y peregrinos que acuden todos los años procedentes de distintas partes de Venezuela y del mundo para acompañar a la Divina Pastora en su camino, considerándose una de las manifestaciones religiosas más multitudinarias de Latinoamérica. Este año se celebra su visita número 157, para la que estrenará un vestido de color dorado, en varias tonalidades, confeccionado en honor al Año de la Fe que celebra la Iglesia.


La historia de la Divina Pastora en Venezuela se remonta al año 1736, fecha en la que el párroco de la población de Santa Rosa le encomendó a un escultor que le hiciera una imagen de la Inmaculada Concepción. Sin saber por qué, la figura que llegó al pueblo fue la de la Divina Pastora y aunque el sacerdote quiso devolverla, no pudieron pues el cajón se volvió muy pesado. El pueblo entero dedujo que este extraño hecho indicaba que la efigie religiosa deseaba quedarse en Santa Rosa.

Posteriormente, durante los sucesos del terremoto de 1812, el templo donde se veneraba la Divina Pastora fue destruido, pero su imagen quedó milagrosamente intacta, hecho que reforzó la creencia de los fieles de Santa Rosa de que la Virgen quería quedarse siempre entre ellos para protegerlos.

Finalmente, a mediados del siglo XIX en el pueblo venezolano tuvo lugar un acontecimiento que contribuiría a la consolidación definitiva de la Divina Pastora como patrona del estado Lara. En 1855, se desató en Venezuela una terrible epidemia de cólera. Muchas familias de Barquisimeto fueron diezmadas por el terrible mal, ante lo cual fueron completamente inútiles medicinas, lamentos y plegarias. Desesperados y como último remedio, los pobladores decidieron sacar en procesión por las calles de Barquisimeto la imagen de la Divina Pastora para implorar su misericordia, especialmente, un sacerdote llamado Macario Yepez, el Párroco de la Iglesia de la Concepción, afectado por la enfermedad pidió a la Divina Pastora ser el último que muriera de Cólera, petición que fue concedida, ya que a partir de ese mismo día, cesó la epidemia de cólera. Es por esto que en recuerdo de ese hecho, todos los 14 de enero se traslada, en una procesión multitudinaria y fervorosa, la Divina Pastora a Barquisimeto desde su iglesia de Santa Rosa.